domingo, 3 de octubre de 2010

Quiero ser santa

¡Bienvenidos de nuevo a esta cita semanal con la música que nos gusta! Esta semana he estado, debo decirlo, bastante ocupada, pero he tenido tiempo suficiente para madurar el tema del post de este domingo y meditar suficientemente.
Y, si bien me debatí entre varios artistas sobre los que quería escribir hoy, llegué a la conclusión de que va haciendo falta por aquí un poco de producto español. Pues, aunque bien es cierto que el blog está dedicado al Batcave en particular, no quiero limitarme y prefiero hablar de la música oscura en general de esa maravillosa década de los 80.

Muchos seguro que a estas alturas ya habréis averiguado el tema de esta semana; otros ya lo habréis hecho nada más leer el título, y otros quizá necesiten que les refresquemos un poco la memoria o bien que les enseñemos cosas nuevas. Pero para eso estoy yo aquí :)
Pues hoy voy a tratar nada más y nada menos que de Parálisis Permanente, uno de nuestros grupos nacionales mejores y más destacados.
Antes que nada, debo decir que en aquellos tiempos, eso de "gótico" aquí en España no existía; el término correcto para designar al movimiento surgido, entre otros, de la Movida Madrileña es Siniestro. "Gótico" es una palabra anglosajona que no se importaría a nuestro país hasta mucho después.
Pues bien, Parálisis fue, casi sin dudarlo, una de las primeras formaciones íntegramente oscuras que aparecieron en nuestro país. Todo comenzó cuando Nacho Canut y Eduardo Benavente (dos ex-miembros de Alaska y los pegamoides) crearon un proyecto paralelo al que bautizaron con el nombre de Parálisis Permanente a comienzos de 1981.
Eduardo y Nacho llevaban las ideas muy claras sobre lo que querían hacer, es decir, divertirse y crear algo con lo que realmente se sintieran a gusto. De esta forma, y acompañados por Johnny Canut, el hermano de Nacho, se dieron cita en el local de ensayo de los Pegamoides.
Su debut como banda tendrá lugar en febrero del año 1981, donde el hermano de Eduardo, Javier Benavente, actúa como vocalista junto al resto del grupo para un puñado de personas en la sala El Jardín de Madrid. De hecho, la foto interior del CD recopilatorio "Singles y primeras grabaciones" nos muestra un fragmento de aquel momento tan emblemático.

El cambio de vocalista tendrá lugar por causa de la inexcusable cita con el servicio militar que todo español varón y mayor de edad tenía que cumplir durante los años ochenta (para los que no seáis de España y, por tanto, no sepáis a qué me refiero, podéis buscarlo en Google. Mi padre está cada dos por tres contándome sus batallitas de la "Mili"). Javier la estaba sufriendo en aquel momento, y eso le restaba tiempo de ensayo; tiempo que, cada vez más, la banda le exigía y él no podía ofrecer. Ante esta carencia Eduardo fue asumiendo cada vez más el papel de cantante y también de líder de Parálisis.
Benavente empezó a interesarse por el sonido de un grupo coétaneo muy influenciado por los sonidos oscuros de The Cure o Joy Division, llamado Gabinete Caligari. En aquellos tiempos, y teniendo en cuenta el tipo de música que estas bandas hacían, era muy difícil para Parálisis o Gabinete editar un trabajo con alguna discográfica. Es por eso que Eduardo y Javier barajan la posibilidad de autoproducirse un EP compartido con Gabinete Caligari que saldrá a la luz en 1982.

En 1982 se empieza a preparar lo que tiempo después será conocido como el primer y único LP de la banda, "El Acto", todo un ejemplo de gothic rock, y el disco más emblemático del panorama siniestro español (yo tengo la fortuna de poseerlo en formato CD; es uno de los discos a los que más cariño tengo).
Cabe citar también que Ana Curra entró a formar parte del grupo como miembro estable; ella también formaría junto a Eduardo un nuevo proyecto con el nombre de Seres Vacíos.
"El Acto" resultará muy atractivo por diversas razones, la primera de ellas es su lograda calidad compositiva y su genial sonido, que nada tiene que envidiar a las bandas más importantes del positive-punk y primer gótico de Inglaterra. El disco contiene joyitas como la que da nombre al álbum, y versiones como "Quiero ser tu perro" de los Stooges y el notable cover "Héroes" de Bowie. La segunda es su portada, en ella se aprecia alumbrada bajo una luz tenue a la pareja del momento. Benavente y Ana Curra posando frente a un candelabro, Curra con un pelucón de escándalo que solía utilizar en algunas de sus actuaciones y un atuendo un tanto sadomasoquista.
Portada de "El Acto"


El éxito sonreirá a Parálisis Permanente durante finales de 1982 y principios de 1983. Benavente empieza a seleccionar a otras bandas que se unen a la fiesta oscura de cara a la publicación de nuevos trabajos bajo su sello Tres Cipreses.
Los conciertos programados de Parálisis Permanente iban en aumento, y además consiguieron aaprecer en el programa Caja de Ritmos de Carlos Tena a principios de 1983 (en aquellos tiempos, cuando en nuestro país todavía se hacían programas sobre buena música y no la basura televisiva que hay ahora). Le seguiría la edición de su último trabajo, "Nacidos para dominar"/"Sangre". Poco después y con motivo de la presentación del programa de Paloma Chamorro "La Edad de Oro", registraría una actuación en directo que no fue seleccionada para la emisión, y que quedaría comp rueba piloto.

De camino a Zaragoza con motivo de la actuación en un festival en el que tocarían con varias bandas, el 14 de mayo de 1983, el Seat Ronda que conducía Ana Curra sufre un accidente por causa de la acusada lluvia, haciendo que Eduardo fallezca en el acto con tan sólo 20 años de edad. Eduardo es enterrado en el cementerio del barrio de Carabanchel, en Madrid. Ante su pérdida, el grupo se descompondrá irremediablemente. Finalmente, Ana decide proseguir con Seres Vacíos, proyecto con el que editará tras la muerte de Eduardo un segundo trabajo, en el que en su corte "Luna Nueva" se escucha la voz del para siempre líder de Paralísis Permanente.
Una de mis fotografías favoritas de Eduardo


Qué decir de Parálisis, si realmente es mi grupo español favorito. Todo lo que dijera sería poco: maravillosos, únicos, irrepetibles, y aún podría alabarlos mil veces más. Eduardo es, para mí, uno de esos personajes inmortales a los que de vez en cuando añoro y echo de menos... y, por supuesto, lamento muchísimo su muerte, que incluso a mí, que no lo conocí, me duele. Quién sabe hasta dónde podría haber llegado la banda si él hubiera seguido con vida. Descanse en paz.



Videoclip de "Autosuficencia", el único que llegó a grabar la banda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario